Experiencia Kuyabeh

The wise man therefore always holds in these matters.

Experiencia Kuyabeh

¿Te imaginas poder conectarte con lo más íntimo de tu ser? Invadir tu cuerpo de un sentimiento de paz y relajación que te lleven a conocer una parte de ti que siempre ha existido, pero que jamás te has dado el tiempo de indagar en él.

El ritmo de vida que llevamos actualmente la mayoría de los seres humanos en las grandes ciudades, tan preocupados por los horarios, por los objetivos a cumplir en el trabajo, atrapados en el tráfico por horas que nos quitan gran parte de nuestro día a día… Todo esto nos genera un estrés, el cual muchas veces no percibimos a simple vista, por eso existe tanta frustración, tanta infelicidad, tanta enfermedad y falta de salud emocional.

Kuyabeh Sustainable Ecological Community

El ser humano ha migrado del ser natural a un ser humano tan urbanizado, tan “robóticamente vivo” que no percibe las maravillas que la naturaleza nos regala. Este ser humano urbano ha ido perdiendo progresivamente su conexión con el medio natural, al permanecer por largos períodos de tiempo en las zonas urbanas, desconociendo la proveniencia de los alimentos que consume y aquellos conceptos básicos que conforman el sistema natural.

 

La naturaleza es un sinónimo de perfección, una perfección conseguida tras miles de millones de años de selección natural y evolución, tan compleja y a la vez tan simple, tan increíblemente bella, que en conjunto con un sinfín de elementos nos proporciona una sensación de paz y armonía que no tiene comparación con ninguna otra cosa en el planeta.

``Conectar con la naturaleza es difícil cuando vivimos tan rápido y sentimos tan poco…``

Una de las razones por las que pasamos nuestra existencia con este ritmo acelerado, es porque nos hemos desconectado de nuestra esencia. Para poder recuperar ese equilibrio y plenitud es necesario reconectarnos con la naturaleza, volver a ser parte de un entorno natural, alejado de las masas grises, de las luces y ruidos artificiales que nos rodean.

 

El simple hecho de respirar aire puro, de poder escuchar el viento entre los árboles, o ver las maravillas que tenemos por flora y fauna, eso es conectar con la naturaleza. Salir de esos espacios urbanos en los que, “aparentemente” vivimos, rodeados de comodidades materiales o mejor dicho artificiales.

¿Qué es conectar con la naturaleza?

Es una forma de vida, una terapia de sanación para el cuerpo y alma que nos permite reencontrarnos con nuestra esencia. Porque en realidad seguimos siendo seres naturales, solo que nos hemos apartado de nuestro equilibrio ancestral.

La tierra es sabia, y aún nos tiene reservados paraísos de calma, silencio y tranquilidad, para recordarnos que estamos vivos y que podemos disfrutar en perfecta sintonía de la naturaleza, y demostrarnos que la innovación no está reñida con la sostenibilidad, que ambas son notas que componen una misma melodía.

KUYABEH (sustainable ecological community) es uno de esos paraísos, uno que te ofrece la posibilidad de reconectarte con tu ser natural, te anima a reflexionar e interiorizar cuánto es que dependemos de la naturaleza para vivir, para respirar, para ser conscientes de que el planeta es nuestro único hogar y que debemos cuidar de él, tanto como cuidamos de nuestras “casas” en la ciudad.

Vivir una “experiencia KUYABEH” es todo un desafío, que te invita a descubrir de manera divertida y apasionante el increíble mundo de la selva maya, te enseña a amar y cuidar cada árbol, cada rama, cada hoja, cada animal y cada insecto que vive ahí.

Literalmente estarás rodeado de tanto verde, de tanta vida… Con el simple hecho de estar parado sobre esta tierra sentirás toda la magia que guarda este lugar. Podrás ver tantas especies en su hábitat natural, y con suerte podrás cruzarte con un jaguar que aún ronda este hermoso lugar, pero tranquilo, que para vivir todo esto no es necesario exponerte en una casa de campaña o dormir en la intemperie. Kuyabeh demuestra que el cuidar a la naturaleza no está peleado con el lujo y la comodidad, podrás quedarte una noche completa en una casa diseñada con una panorámica de casi 360 grados de cristal que se abre a la naturaleza, la idea de este diseño es que da la perspectiva de un acuario invertido, en el cual, en lugar de que tú seas quien viene a ver a los animales, ellos sean los que vienen a verte a ti.

Sin duda una experiencia única, de la cual te invitamos a formar parte.

No Comments

Post a Comment